La cola en los perros japoneses

Sayuri, hembra roja de shiba
Como apenas escribo en este blog en esta ocasión voy a intentar hablar sobre temas de standars y características deseadas en los perros japoneses, hoy toca hablar de colas... 

Para el simple propietario la cola puede ser más o menos bonita en el conjunto general de su perro, pero este aspecto es de sumo valor a la hora de evaluar a un ejemplar por un cinófilo o más aún por un experto japonés, siendo estos últimos caracterizados por valorar de forma separada los diferentes rasgos físicos del perro. Aspectos como la forma, longitud o la existencia de manchas en la cola es algo que está más que discutido dentro de la sociedad cinófila japonesa, y hoy voy a comentar lo que conozco y opino sobre este punto.

Básicamente en el perro japonés pequeño (Shiba) y en los perros de talla mediana (Kai, Kishu, Hokkaido y Shikoku) nos podemos encontrar que las colas son clasificables en dos tipos principalmente:

Kiralia's Enter Into The Madness
Cola rizada o recogida: conocida como Maki-o, se identifica cuando la punta de la cola o el rizo queda por debajo de la línea de la espalda. Es la más común en los perros japoneses. En el Shiba se aceptan dentro de estas colas el rizo completo, el enrollamiento sobre ella, el rizo simple o rizo doble, pero siendo cualidad muy deseable que entre el nacimiento de la cola y su caída haya una obertura donde queda una pelota de golf aproximadamente.

En la foto podemos ver a Kiralia's Enter Into The Madness del criadero con afijo Kiralia, propiedad de Kimberly Miller (USA), una bonita hembra roja procedente de línea japonesa Yokohama Atsumi.

山城の幸号
Cola de hoz: conocida como Sashi-o, es el caso contrario, generalmente la cola no está recogida y cuelga sobre la espalda, sin rebasar la línea de ésta y quedando por lo tanto encima. Esta cola no es muy común verla y aunque lo normal es que el perro tenga una tipo Maki-o realmente está muy valorada en la cría del Shiba. Por supuesto cualquier cola de hoz no es una buena cola, debe mirarse sus diferentes aspectos para valorarla adecuadamente, pero a grandes rasgos es un aspecto interesante a la hora de planificar un cruce.

En la foto de la derecha vemos a un macho clasificado entre los mejores puestos de la Gran National celebrada 20 de Noviembre del 2010, con una cola de hoz excelente.

Como detalle debemos saber que esta clasificación de colas no sirve para el perro de talla grande japonés, el Akita, puesto que la cola de hoz no está permitida para esta raza siendo únicamente admitidas las colas tipo Maki-o. 

En las razas como el Shikoku es habitual encontrarnos con que la cola apenas tiene espacio en su nacimiento y da la sensación visual que reposa totalmente sobre el dorso del perro, mientras que en el Kai suele estar siempre alzada y encontrarla en forma de hoz es bastante habitual. En el Kishu la cola se levanta con fuerza pero suele caer de nuevo al lomo. En el Hokkaido nos encontramos con facilidad los diferentes tipos de cola, pero sin grandes rizos.

Tipos de cola admitidas en el shiba
La cola del perro sea de un tipo u otro debe ser siempre en ambos casos fuerte, de aspecto vigoroso, voluminosa y no son deseables las manchas de colores en la misma. Su longitud debería ser de hasta casi al corvejón de la pata, en los casos de cola corta parece que puede ser aceptado pero sólo cuando venga con este problema (sólo en el caso y obviamente una cosa será lo deseado y otra lo aceptado). Los casos de cola de doble rizo son aceptados, porque pese a no ser la cola más deseada quizás se nos asegura que ésta no será corta, aunque siempre será prudente realizar los cruces entre un perro que tenga este tipo con otro que sea una cola de caía sencilla o sin estar excesivamente enrollada.

Naka Go Akashisou
Acabo de comentar cual es la cola más deseada, la de tipo de hoz, ¿pero qué motivo puede atraer esa inclinación o valoración por encima de la media en cuanto a formas de cola? Si nos remontamos a los inicios del Club Nippo recordaremos que el Dr. Saito en su búsqueda sobre perros de raza pequeña puros encontró en el interior de las montañas de la prefectura de Gumma a un ejemplar de shiba rojo llamado Jukkoku, que tenía la cola de hoz, con el que se inciaría el registro, estudio e inicio de la los perros de talla pequeña de Japón.

Después del hallazgo de Jukkoku se dio el caso que en la exposición de primavera de 1948 un perro de nombre Naka Go Akashisou se proclamó vencedor de la competición (ganaría en total cinco Premios del Primer Ministro, la calificación máxima en las exposiciones Nippo) y se tomó como ejemplo perfecto del estándar para la raza del shiba, siendo el punto de partida para muchas líneas de sangre en la cría de estos perros. 

Ishi Go Shimane
Mirando la genealogía de Naka Go podemos ver que su bisabuelo tanto por parte materna como paterna es Ishi Go Shimane, que también tenía cola de hoz. 

Con estas fotos de los shibas antiguos podemos ver cómo ha evolucionado la raza de entonces a nuestra época actual y que a veces poco tienen que ver un shiba que podamos ver en una exposición actual con los shibas del pasado, pero sobre esto ya hablaremos en una futura entrada.


Cola alzada, imagen de
Masashi Takeda (Shonanmimasasou )
Debemos tener en cuenta que lo dicho aquí es quizás una referencia de mayor proximidad para el juicio japonés, el juicio americano o europeo nunca podrá equiparse al NIPPO y sus jueces nunca nunca podrán equipararse en conocimiento a sus homólogos japoneses, de hecho es igual que si valoramos por importancia los resultados en una competición, siempre tendrá mayor rigurosidad los resultados en el siguiente orden:
Concurso -> Exposición -> Monográfica -> Evaluación NIPPO en cualquiera de sus formas.

Uno de los ejemplos de contradicciones entre el estándar de la FCI y el estándar NIPPO se da con las colas cortas, en un show europeo se descalificaría a un shiba con una cola que no se acercase a la altura del jarrete, pero en el estándar japonés se permiten las colas cortas, posiblemente derivado a que estas suelen venir ligadas a formas bonitas o deseadas en el perro, que expresen la idea de shiba tan buscada, si nos fijamos en fotos de shibas campeones de las exposiciones NIPPO veremos que algunos de estos tienen una cola no tan larga como cabría esperar, mientras que notaremos la ausencia de colas excesivamente rizadas o de doble rizo. Este caso sólo se produce en el shiba, en el resto de razas inu sí que es un defecto eliminatorio una cola corta.

Recordemos por lo tanto que la cola no es sólo una parte de la morfología del perro, ayuda en gran medida a expresar el carácter de éste y a transmitir la fuerza y sobriedad del perro, de ahi que nunca se permite que la cola esté colgante. Mientras que en un show europeo o americano podemos encontrarnos con que el handler ayuda a mantener alzada la cola del perro colocando un dedo sobre el nacimiento de ésta en un show NIPPO es impensable hacer tal cosa, aunque un perro tenga una cola perfecta si en pleno show no la mantiene erguida con firmeza le estará demostrando al juez que lo evalúa la falta de seguridad que tiene en esa situación y que está lejos del famoso equilibrio que buscan los japoneses con en sus perros (recordemos siempre: Kan'i, Ryosei, Soboku).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡Magnifica entrada sobre el shiba!! ¡¡Gracias!!

Shibabcn dijo...

Gracias!

Acabo de actualizar este tema ahora mismo con la imagen de un shiba de cola alzada, sumamente raro de ver :)