Introducir un segundo perro en casa

En más de una ocasión he recibido algún correo con la consulta de meter a un segundo perro en un hogar, siendo el primero o el recien llegado un shiba (o ninguno de los dos), así que voy a dejar una serie de pautas y consejos que pueden facilitar esta tarea.

- Primero debes elegir el sexo del perro: debemos tener en mente que meter a dos perros del mismo sexo será mucho más complicado que una pareja del sexo contrario, siempre estará más recomendado tener a "la pareja" antes que dos machos o dos hembras, siendo los machos el caso más conflictivo. Cual es el gran contra de la opción de tener una pareja? El celo de la hembra.


Si ambos perros no están castrados debemos tener bien claro que aproximadamente dos veces al año tu perra va a entrar en celo y tendrá al macho con la testosterona por las nubes, aumentado la territorialidad y ansiedad del perro, así que no está nada recomendado tenerlos juntos por el bien y el stress de cada uno de los animales, incluso aunque estés dispuesto a que se crucen no puedes permitir que en cada celo se apareen libremente.

El caso de tener dos machos es posiblemente el más difícil, puesto que la territorialidad y rivalidad entre este sexo es más elevada que entre hembras, aunque éstas también puede tener sus conflictos, pero se da más fácil el choque entre machos que entre las féminas. Por esto mismo es muy importante que analicemos y entendemos de forma verídica y objetiva el carácter de nuestro perro, que juegue con otros de su mismo sexo en el parque no significa que en su casa tenga que ocurrir lo mismo. Debes evaluar muy concienzudamente su carácter y su tolerancia, e intentar que el proceso de adaptación sea lo más suave y tranquilo posible.


- Procura que el recién llegado sea un perro equilibrado, si no sabes apreciar las señales de calma, estrés y ansiedad en los perros posiblemente no estés cualificado para decidir si es oportuno meter otro perro en tu casa. Consulta siempre que puedas con profesionales (etólogos y educadores caninos) en caso de dudas.

- Cuidado con las presentaciones: no fuerces a que convivan, deja que ellos se presenten, mejor en un territorio neutral, fuera de casa, que se toleren, si puedes facilita visitas al hogar antes de llevarte a vivir al nuevo perro contigo. 


- Mejor un cachorro que un perro adulto: generalmente los perros cambian de actitud cuando hay un cachorro con ellos, son más tolerantes y permiten cosas que a otro perro adulto no le permitirían, obviamente cuando el cachorro le respete, el cachorro de shiba suele ser muy insistente hacia los ejemplares adultos hasta que finalmente le marcan.

- Evita situaciones de conflicto o estrés: los celos existen, no des especiales atenciones al recién llegado, intenta que tus atenciones sean los primeros días proporcionales, evita que los juguetes del primer perro abunden esparcidos por la casa.


- La comida separada: comederos separados desde el primer día, y distanciados el uno del otro, y ves acercándolos progresivamente. No les des las típicas golosinas grandes, trozos de comida, huesos, etc que se llevan consigo para comerlo en algún rincón de la casa.

Recuerda que introducir un segundo perro en tu casa puede aportar muchos beneficios y sobretodo compañía al primero, pero debe primar siempre la calidad de vida del perro que ya vivía contigo, debes ser consciente que vas a tener que casi doblar los esfuerzos al tener al nuevo "inquilino" contigo, pero nunca debe ser una decisión que satisfaga un deseo tuyo personal o capricho.


* Fotos de Jessica_B_Rabbit, visita su galería en Flickr: