El perro más viejo del mundo es un cruce de Shiba

Tras la muerte Otto, el Dachshund que vivía en Inglaterra y que tenía el record en el libro Guiness como perro más viejo (pero vivo) parece ser relevado oficialmente por un perro que le superaba ya en vida.

Este perro resulta ser una mezcla de shiba con otra raza no confirmada y vive en Japón, y pese a que Otto murió a la edad de 21 años, este cruce de shiba tiene en la actualidad 25 años, lo que sería el equivalente para un humano de 140 años aproximadamente.

El perro se llama Pu, abreviatura de Pusuke, y pertenece a Yumiko Shinohara de 41 años y que vive en Sakura, teniendo a Pu con ella desde que era una adolescente de 16 años. Pu podría haber fallecido hace 2 años, tras un golpe con un coche y que milagrosamente pudo superar tras una larga operación y actualmente no ve mermada su vida por ninguna secuela importante.

El record de longevidad de la historia lo tiene un Beagle que murió en 2008 y que vivió 28 años, aunque Yumiko piensa tratar a su Pu de la mejor manera para que llegue a los 30 años