Kotohime go Shun'you Kensha

Este domingo pasado por fin pude ir a ver a una de las nuevas cachorras de shiba que hay en Barcelona y que es propiedad de una amiga, Blanca, de hecho el viernes ya pude verla y estrujarla un breve momento, pero fue el domingo cuando me recreé un poco más y le pude sacar alguna foto a esta nueva shiba, aunque como buen shiba que se aprecia tiene el don de  moverse en el mismo milisegunda en el que vas a sacarle una foto...
El autor del blog con Momo-chan
Blanca trabaja en mi empresa y se quedó prendada de la raza al ver las primeras fotos de los shibas, se apuntó en una ocasión a uno de nuestros pequeños encuentros shiberos de Barcelona junto a su marido y quedó zanjada cualquier duda sobre qué raza elegir, se enamoró de forma definitiva de los shibas y decidió incorporar a su vida un perro de esta raza, haciéndome partícipe de la búsqueda de un cachorro para ellos.

Han sido muchas consultas y varios los candidatos de los padres para su cachorro, muchos cafés compartidos con Blanca hablando de su futuro cachorro, pero finalmente ya lo tenemos en Barcelona: Kotohime go Shun'you Kensha, Momo para los amigos, como su madre.

Koubai Go Ryuukyuu Uruma
Momo es hija de la guapísima Koubai Go Ryuukyuu Uruma (como ya he dicho también llamada Momo), una shiba 100% japonesa que es propiedad de Silvia Expósito, de hecho muy posiblemente si Silvia tuviese que declinarse por algún shiba que fuese especial para ella el perro elegido sería Momo (madre). Quizás la belleza de esta shiba y su gran fama me tienen en parte enamorado y hayan creado en mí cierto misticismo que hace que le tenga especial predilección, su fantástico color rojizo junto a un llamativo urajiro le llamarían la atención a cualquiera, y eso mismo le ha sucedido a los diferentes jueces que la han tenido delante suyo. Kuobai fue campeona mundial del año 2006 y campeona de la prestigiosa competición inglesa Crufts en 2007. Momo es una de esas shibas que tarde o temprano conoceré en persona, de eso no tengo dudas. Un hermanastro de Momo-chan también por parte de madre es Kenshi, de nombre oficial Hachinokai Go Shun'you Kensha, y que es otro de los shibas más bonitos que he tenido la oportunidad de conocer en persona.


El padre de Momo-chan es Maizakura No Aoinishiki Go Kagiyasou, shiba conocido como Aoi, también se trata de un bonito macho importado directamente de Japón por Chieko Sugiyama, del afijo Chisugsou, quien se dedica a la cría profesional pero en menor escala que otros criadores de esta raza. Sin lugar a dudas si alguien estuviese interesado en adquirir un cachorro de shiba Chieko es una fuente de profesionalidad y garantía a tener en cuenta.


Como habrá observado el lector los nombres japoneses en perros pueden ser sumamente enrevesados si no se tiene una ligera fluidez de pronunciación.

Momo-chan al detalle
La pequeña Momo es sencillamente una maravilla. No hablo con referencias al estándar (es muy pronto para eso, pese a que es una shibita preciosa), sé que con cualquier cachorro se nos cae a todos la babilla al suelo, pero esta perrita es realmente linda y con un carácter genial, reconozco que quizás me muestre algo obsesivo en este punto, pero no puedo evitar evaluar y contemplar con especial cuidado el carácter y temperamento de los shibas con los que me cruzo... Y tengo que reconocer que en el caso de Momo realmente me ha impresionado de forma muy grata, más de lo que me esperaba. Quizás sea por la parte genética de Kuobai como madre que el hermanastro de Momo-chan, Kenshi, es otros de los ejemplos de gran carácter equilibrado y correcto para aquello que nos surge cuando pensamos en la palabra "shiba".

Momo observando a Hiro
También hemos aprovechado para presentar a la pequeña Momo a Hiro, nuestro shiba, y fue el mejor encuentro que he podido ver nunca entre shibas adulto/cachorro. Momo se mostró en todo momento expectante, curiosa y sobretodo respetuosa. No se lanzaba sobre Hiro como otros cachorros, le olisqueaba, en algún momento se atrevía a acercarse y llegaba a tocarle con una pata, todo ello sin ningún tipo de temor pero con suma curiosidad, finalmente cuando cogió confianza comenzó la típica provocación shibera para incitar al juego, era muy graciosa verla y pese a que le estuvo ladrando en la oreja durante cinco interminables minutos, Hiro se mostró muy correcto con la pequeña, es curioso ver como los perros aprenden entre ellos y como interactúan entre ellos, sus señales, ruidos, gestos e interpretar uno mismo el significado de cada una de estas cosas es una gran oportunidad para conocer el lenguaje canino.

El resumen podríamos decir es que he conocido una preciosa cachorra de shiba, sumamente cariñosa, atenta a toda actividad en casa, muy lista y sobretodo vivaracha, es una perra alegre a la que tengo muchas ganas de ver crecer y a la que seguro le dedico alguna entrada más de este blog. Sólo puedo felicitar a Blanca por haber incorporado en su vida una perra tan bonita como ésta y desearles lo mejor.


5 comentarios:

Aliena dijo...

Muy bonita la entrada de Momo,Carlos. Es una shiba preciosa y su nombre me encanta, me recuerda al nombre de una protagonista de un libro de aventuras que leia de pequeña. Espero leer mas cosas sobre ella.Dale la enhorabuena a Blanca de mi parte. Maria

Anónimo dijo...

Preciosa MOMO y GRAN ENTRADA CARLOS. Isako (Kun)

Ishtar dijo...

jooo yo tb quiero conocerla en persona!!!! preciosa

Anónimo dijo...

Beautiful pics!!! :)

Anónimo dijo...

que fotos mas bonitas, es preciosa esa perra, felicidades!!!!!!